ultimos temas
creditos
conectados

Cousins By Blood {Orion Black-Lestrange}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Cousins By Blood {Orion Black-Lestrange}

Mensaje por Cassiopeia BlackScamander el Vie Abr 25, 2014 3:16 pm






Cousins by blood,

ENEMIES BY HEART




Pasaba apenas de las once de la noche, la sala común de las serpientes estaba iluminada más bien de forma lúgubre por las velas, con el usual matiz verdoso que le otorgaba las aguas del lago.

Cassiopeia estaba recostada cómodamente, aunque sin perder la elegancia en un sofá frente al fuego, su preferido. Si bien el sofá tenía un aspecto rígido y elegante, pensado más bien en imponer y no en la comodidad, Cygnus y ella lo habían hechizado durante su tercer año en Hogwarts, no solo para que el mejor sitio en la sala común fuera confortable, sino para que solo lo fuera para ellos y todo aquel que no llevara la sangre Black-Scamander en las venas se viera expulsado del mismo en el momento en el que su impertinente trasero rozara el suave cuero negro de dragón. Si bien eran jóvenes al momento de hacer la travesura, su excepcional habilidad en encantamientos, su conocimiento en maldiciones y el retorcido carácter de los trillizos hacía que incluso las serpientes los respetaran incluso a la corta edad de 13 años. Todos, por supuesto, excepto sus adorados primos. Esas pequeñas bestias que no merecían llevar el apellido Black.

La chica escuchó pasos provenientes de los dormitorios y, al no reconocer las pisadas de Cygnus o Andrómeda, ni siquiera se molestó en levantar la mirada. Fuera quién fuese, seguramente no merecía la pena levantar la vista del libro que tenía entre las manos.







_________________

ALL I EVER WANTED WAS THE WORLD
avatar
Mensajes :
39

Galeones :
140724

Reputación :
10

Localización :
Hogwarts


Hoja de personaje
Varita: 14 ¼ pulgadas, madera de sicomoro, razonablemente flexible, núcleo de fibra de corazón de dragón.
Sangre: Puro
Estado Civil: Comprometido Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

avatar
Re: Cousins By Blood {Orion Black-Lestrange}

Mensaje por Orion Black-Lestrange el Jue Mayo 01, 2014 5:08 pm






cousins by blood
❝ ENEMIES BY HEART


Según sus cálculos eran poco más de las once de la noche, lo sabía porque a la luna le faltaba más o menos un cuarto para llegar a estar en el mismo medio del firmamento. A pesar de que la Sala Común de los Slytherin —y obviamente los dormitorios— se encontraban en las mazmorras, ellos podían ver el cielo desde una de las ventanas que no se encontraba sumergido en el lago. Resultaba algo interesante para Orion el como el castillo no estaba construido de una forma plana, sino que en unas partes estaban tan altas que se podían ver los inmensos valles de Escocia, mientras que otras partes estaban tan sumergidas que lo único que podía verse eran las verdosas y frías aguas del lago, que escondía sabrá Dios cuantas criaturas extrañas.

Orion se dio la vuelta en la cama, tapándose con sus almohadas sus ojos verdosos. Toda su familia —al menos los Black-Lestrange— tenían ojos verdes. Era un rasgo que los caracterizaba a todos. Andromeda, por ejemplo, poseía unos hermosísimos y misteriosos ojos verdes que en ocasiones se tornaban grisosos; todo dependía de su estado de ánimo.  Alphard también poseía ojos verdes, aunque había veces donde sus ojos se veían azules… y él… él tenía los ojos de su madre. Dos gemas verdes que de vez en cuando se tornaban tan oscuras como la noche. Orion se llevó las manos a la cara, incapaz de recuperar el sueño. ”Mierda” maldijo en su mente, aun mirando el cielo. Él se había ido a la cama demasiado temprano —debido a que estaba extremadamente exhausto— y ahora se encontraba sin ningún tipo de deseo de regresar a los brazos de Morfeo.

De mala gana se puso de pie, con tanta pesadez en los pies que incluso se fue de lado. Miró a todos lados y se arregló su pijama azul marino, la misma que tenía las iniciales de su familia bordadas en plata. Tomó su varita de encima de la mesa y se la echó al bolsillo, luego, caminó hacia la salida en silencio. Salió de la habitación y se encontró con una sala común fantasma. No había risas, comentarios ni quejas. Nada. Absolutamente nada. El silencio era tal que Orion imaginó que si un alfiler se hubiera caído al suelo él hubiera sido capaz de percibirlo.

Caminó con sigilo, no obstante sus pasos podían ser escuchados debido al silencio que se extendía por la sala. La chimenea estaba aún encendida por lo que comprendió rápidamente de que él no era el único en ese lugar. Nadie deja la chimenea encendida a menos que no haya nadie en el lugar. Jamás. Cuando volteó la cabeza, el joven Black se encontró con la figura de Cassiopeia, recostada en el sofá que ella y su estúpido-arrogante- e idiota hermano utilizaban. Orion arqueó una de sus cejas, antes de sentarse en un sofá frente a su prima con incomodidad.

La observó por unos minutos en silencio, contemplando como los ojos oscuros de su prima seguían cada línea de su libro de texto.  Por unos minutos, Orion sólo contempló a una bonita chica leer, luego se percató de que esa era su prima —no la más odiada, pero al final de todo le era también despreciable. Orion por un momento reflexionó el por qué odiaba a sus primos y llegó a los siguientes resultados: odiaba a Artermisa por ser la chica loca y extraña con la que se casaría —Orion se había hecho una nota mental de jamás tomar nada que ella le entregara. Jamás de los jamases—, detestaba a muerte a Cygnus por ser el primogénito y siempre estar sacándoselo en cara —Cygnus era todo un infeliz que debía desaparecer del planeta. ’Algún día, algún día’ pensó. Y a Cassiopeia la despreciaba por… ¿por qué la odiaba? Ah sí, por compartir vientre con sus otros dos estúpidos primos.

Orion miró el techo de la sala común… pronto debían pintarlo, la humedad estaba comenzando a arruinar las misteriosas e imponentes serpientes que lo adornaban. Escuchó el ruido de los troncos al ser consumidos por el fuego, la suave respiración de su prima, el ruido de las páginas al pasar, su respiración… el fuego, la respiración, las páginas… el fuego, las páginas, la respiración… Se puso de pie de un golpe, antes de mirar a su prima con profundo desagrado. —¡¿Podrías dejar de hacer eso?!— Se cruzó de brazos, irritado, esperando la respuesta de Cassiopeia.











robb stark
avatar
Mensajes :
26

Galeones :
131215

Reputación :
10

Ver perfil de usuario
prefecto

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.