ultimos temas
creditos
conectados

¿Talento innato?

 :: Off-Rol :: Fanfics

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
¿Talento innato?

Mensaje por Godric Gryffindor el Sáb Ene 04, 2014 8:18 pm

Aqui vengo con otro fic y de nuevo es de Helga y Godric que bien sabe la user de Hel que me dan feeling estos dos   

Espero que os guste y comenteis~
----------------------------------------------------------------------
-Godric, esta es tu prima Helga

La señora Gryffindor señalo con la mano a la pequeña niña que se escondía tras la túnica de su padre mientras el niño de pelos rizados solo sonreía como si acabara de hacer una travesura. El pequeño Godric se quedo mirando a la chica mientras sus padres lo dejaban solos en el salón, se balanceo hacia delante y hacia atrás mientras pensaba que podría hacer tan lejos de casa.

Los Gryffindor habían venido desde Escocia hasta Alemania para visitar a sus primos, los Hufflepuff, había sido un viaje rápido gracias a un traslador que habían hechizado aunque habían tenido que parar un rato por el pequeño ya que Godric no soportaba los viajes en traslador o polvos flu. Sus primos ya les estaban esperando en la puerta junto con la pequeña cuando llegaron al castillo.

-¿Quieres salir a jugar?-pregunto Godric mirando a la niña, la cual seguía callada sin saber que hacer con ese chico mayor que ella-¡Antes que nada! Me puedes decir Go o God..mi madre me llama así-ríe suavemente-Tengo siete años ¿y tu?

Helga se quedo mirando al joven, analizándolo, desde sus rizos castaños, como la señora Gryffindor, hasta sus ojos claros con esa chispa que los iluminaba-Yo tengo cuatro años-se atrevió a decir lo suficiente alto como para que el mayor le escuchara. Se acerco dando pequeños pasos cortos hacia él-Podemos ir al bosque, suelo ir allí a jugar ¿Quieres?

-¡Claro que quiero!-exclamó mientras se dirigía a la puerta y la abría-Las damas primero-ofreció con la caballerosidad que su padre le había enseñado desde muy pequeño

Helga sonrió por primera vez desde que vio a Godric, ese gesto tan educado parecía mas de un adulto que de un niño de tan corta edad-Muchas gracias-agradeció mientras hacia una leve inclinación y salia por la puerta, seguida por el otro. Helga se preguntaba a que podrían jugar, ella era hija única por lo que no sabia muchos juegos pero claro, el otro estaba en la misma situación ya que no había traído a ningún hermano mas. Cuando llego a la entrada del bosque se giro para mirar a su acompañante-¿A que vamos a jugar?

-¡Vamos a explorar el bosque!-exclamó el mayor mientras una sonrisa traviesa atravesaba su cara. Le encantaba descubrir nuevos lugares, una nueva cueva, el hueco de un árbol ¡Cualquier cosa le valía!-¿Quieres?-la pequeña se quedo mirando a su primo antes de asentir-¡Bien! Confía en mi-sonrió de nuevo el mas joven ofreciéndole la mano, gesto que hizo que ella se sonrojara y le diera la mano

Ambos niños se adentraron en el bosque parándose alguna veces a mirar un arbusto o un pequeño animal que atraía la atención de la joven bruja. Fueron hablando de muchas cosas sobre todo de sus familias y de sus sueños para el futuro. Helga le había dicho que aun no sabia que quería ser mientras que el joven solo había sonreído en vez de responder. Fue iban atravesando un rio cuando Helga le volvió a insistir con el tema ¿Por qué él no iba a contestar y ella si? No era justo y así se lo hizo saber

-¿Tantas ganas tienes de saberlo?-pregunto mientras saltaba de una piedra a otra y vigilaba que la menor no cayera al rio.  Cuando la vio asentir, saltó a la siguiente piedra-En verdad no quiero ser nada. Solo quiero descubrir, tengo una lista de cosas que tengo que hacer a lo largo de mi vida, las quiero hacer todas, no quiero pararme nunca

-Eso suena tan emocionan..¡Ah!-grito la chica resbalándose de la piedra

-¡Hel!-cogió la mano de la niña y tiro hacia atrás para que ambos cayeran ya en la otra orilla del rio. Ambos rodaron por la orilla hasta que Godric choco contra un árbol-Ay, ay...

-¿Estas bien...?

-Si, claro-respondió el mayor sonriendo aunque su sonrisa duro poco cuando vio a una pequeña criatura hecha de de corteza y ramitas que le miraba fijamente con dos ojos castaños-un...Bowtruckle

-Son criaturas pacificas, Godric-dijo sonriendo la menor
-A menos que pienses que vas a atacar su árbol..-susurro el chico viendo llegar a unos cuantos mas-..Corre

Gryffindor cogió la mano de la joven Hufflepuff empezando a correr por el bosque lejos de esas pequeñas criaturas que le seguían, estas podían llegar a sacarles los ojos si sentían amenazado su árbol, aunque no hubiera sido el caso el joven prefirió correr, si tuviera una varita o estuviera él solo seria distinto pero tenia que cuidar de Helga. Siguió adentrándose en el bosque hasta que pensó que ya no le seguían, parándose en mitad de una explanada, ahora si que el escoces se asusto, un poco nada mas ¿Donde estaban? Tenia que encontrar el camino de vuelta antes de que la rubia se diera cuenta de que se habían perdido

-¿sabes donde estamos verdad?-preguntó la chica mirándolo fijamente

-..¡Claro! En un momento estaremos en casa ¡Ya veras!

La chica no estaba muy seguro de eso pero su primo parecía tan seguro de si mismo que ella no pudo mas que confiar en él, le dió la mano cuando se la ofreció como habían hecho antes y prosiguieron su camino. Godric estaba atento a todo lo que pasaba, no era la primera vez que se perdía en un bosque pero si en uno alemán y por tanto no conocía las criaturas que podían habitar en él, quizás por eso no se dió cuenta de que la joven no podía seguirle el ritmo hasta que fue demasiado tarde, Helga se había caído y ahora intentaba no lloriquear ante su rodilla raspada y su vestido manchado

-G-Godric, tonto..¡No me escuchabas!-se quejó la menor de los dos mientras el pequeño la miraba preocupado. No había sido su intención que se cayera y ahora se sentía mal

-¿Puedes levantarte?

-Si pero duele y hace frio...-suspiró la menor que puestos a quejarse lo dijo todo

El escoces sonrió suavemente, ya sabia que haría para compensar a Helga. Se quito su chaqueta roja con el escudo de su familia y se la puso por encima a ella-No rechistes-le cortó antes de que lo hiciera ya que le había visto abrir la boca-Y ahora súbete-añadió dándose la vuelta para que la niña subiera a su espalda-Te duele así que sube

Helga subió a la espalda de su primo segundo quien la coloco bien para que no se cayera y siguió andando. La rubia se agarro bien para no caerse y se mantuvo callada un buen rato preguntándose el porque del comportamiento del otro-¿Por qué haces esto?

-¿No es evidente?-murmuro divertido el pelirrojo, mirándola de reojo-Por mi culpa estas en un bosque, casi te mojas, nos han perseguido unos seres para sacarnos los ojos y te has caído. No seria un caballero sino te compensara...ni un buen amigo..y quiero ser amigo tuyo. No eres como las niñas estiradas de mi casa, ellas se habrían quejado desde el principio y hubieran querido jugar a los matrimonios o algo cursi

Helga no pudo mas que reírse suavemente ante las ocurrencias del británico-Yo también quiero ser amiga tuya. Eres un niño particular, Godric Gryffindor

-Mi madre suele usar único pero ¡gracias! Siempre pro..-se quedo callado cuando escucho unas voces que se acercaban a ellos. Se tensó ¿y si eran muggles? ¿Y si los cogían a los dos? ¡Él tenia que proteger a Helga! Salió a correr en dirección contraria, cuando tuviera una varita no pensaba huir de nada-No te preocupes,  Hel. No te pasara nada-susurró mientras corrió lo mas rápido posible con la niña en la espalda que murmuraba cosas asustada por el brusco cambio de dirección de su primo. El niño siguió corriendo hasta que se choco con un hombre mayor ¿Y ahora que? Fue a escaparse pero fue tarde, el hombre ya le había cogido pero ese hombre no era otro que-¡Hola tío Zacharias!

Godric Gryffindor se hallaba en una esquina de la habitación con la cara hacia la pared. Resultó que las personas de las que había huido no eran otras que su propia familia ¿Y el que sabia? Solo quería proteger a su prima y así se lo hizo saber a su madre pero ella solo le regaño por irse así de la casa y muchas cosas mas mientras le arrastraba a la casa de los Hufflepuff tirandole de la oreja. Su castigo era quedarse sin cenar y estar en la esquina hasta la hora de acostarse. El pelirrojo suspiro, no quería meterse en tantos problemas pero ellos venían a él

-Oye Go..-susurro su prima apareciendo detrás de él-Gracias por protegerme-agradeció la niña sonriendo-has sido muy valiente todo el rato

-Te he metido en mas líos que otra cosa-rió el escoces

-Oye ¿tienes hambre?-susurro mientras le ofrecía un bollo-Están recién hechos, conseguí esconder uno

-Muchas gracias~-susurró también cogiendo el dulce y comiéndoselo rápidamente para que su madre no le pillara-esta tan rico~ ¿lo hiciste tu?-Helga asintió con la cabeza-Lo haces genial, Hel

-Mis padres dicen que tengo un don, lo herede de mi abuela parece-murmuro frotándose las manos, avergonzada por el halago-Me gustaría aprender mucho sobre eso...Oye Godric ¿no te aburres ahí?

-Un poco pero...Se me va pasando

-¿Como..? si estas en una esquina

-Mientras estoy aquí pienso en mas sitios que visitar y mas cosas que hacer. Como te dije no quiero pararme nunca porque cuando paras te aburres y el aburrimiento le quita toda la gracia a vivir. Viviré mil aventuras, cada cual mas emocionante que la anterior-susurro mientras miraba a su prima.

La chica sonrió-¿me llevaras a alguno de ellas? Seguro que serán geniales

-¡Te llevare a todas las que quieras, Hel! Tu y yo viviremos muchas aventuras juntos, te lo prometo

-OOOO-

-Oye Hel ¿me estas escuchando?-preguntó el león algo molesto porque su amiga no le prestara atención-Te estaba hablando ¿sabes?

Helga Hufflepuff salió de sus pensamientos para mirar a su primo, ya no era un crio de siete años con sueños de grandes aventuras, ya Godric se había convertido en el mejor duelista de la época y había recorrido lugares que nadie mas haría. También había cumplido con su promesa, Helga estuvo en muchas de esas aventuras-Perdóname, Godric ¿de que hablabas?


-De..-hizo un gesto con la mano para quitarle importancia-Da igual ¿que pensabas tu, Hel?

-Pensaba en la primera vez que nos encontramos...y que sigues teniendo esa habilidad para meterte en problemas ¿Sera algo innato en ti?-bromeó la joven haciendo reír a Godric. La risa del hombre lleno toda la sala haciendo que los otros dos fundadores se giraran a ver que haciendo la tejona y el león.

-Creo que si, Hel, creo que si-terminó diciendo dándole la razón a la mujer-Pero es que vivir sin líos no es mi estilo

Y cuando los ojos azules de Godric se cruzaron con los ojos del mismo color de Helga, la fundadora lo vio. Ese brillo que había visto de niña, esa chispa, el pelirrojo aun lo conservaba y sinceramente, Helga no se imaginaba a ver los ojos de su primo sin el, porque eso significaría que el espíritu aventurero de Godric Gryffindor se había acabado. La bruja negó con la cabeza, eso no pasaría nunca.

-¿Sabes? Ya tengo otro destino al que quiero ir

Al fin y al cabo, la lista del león no hacia mas que crecer con el paso de los días.

_________________

Hear me Roar!
El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo.
avatar
Mensajes :
104

Galeones :
147531

Reputación :
13


Hoja de personaje
Varita:
Sangre:
Estado Civil: Ver perfil de usuario
profesor

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Off-Rol :: Fanfics

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.